26/9/11

Four lions (estreno de la semana)

Islamismo y sátira

El próximo viernes se estrena en toda España la película inglesa Four Lions. Una sátira sobre el terrorismo islámico que ha levantado ampollas en los sectores más contestatarios del país. La película viene precedida de un gran éxito en Gran Bretaña y avalada por un premio importante del festival de Sundance del año pasado. Remitido para El Blog de Scotty por la distribuidora, Alta Films, creo intersante darle cabida en el mismo. Four lions consiguió el pasado año el Bafta 2011 al Mejor Nuevo Talento Británico para Chris Morris, director y guionista, en el Festival de Sundance 2010.

Cuatro musulmanes que viven en Gran Bretaña toman la decisión de convertirse en terroristas. Omar y Waj deciden viajar a Pakistán para asistir a un campo de adiestramiento para kamikazes, mientras que Barry y Fessal se dedican a adiestrar cuervos para que transporten bombas a través de las ventanas de los edificios. A los cuatro, se une un quinto terrorista, que sin embargo termina matándose accidentalmente durante un ejercicio.

En una ciudad británica, cuatro hombres tienen un plan secreto. Omar (Riz Ahmed) está desilusionado con el trato que se da a los musulmanes en el mundo y está decidido a convertirse en soldado. Ésta es la idea más excitante que Waj (Kayvan Novak) había oído nunca. Mejor todavía, es una tontería porque Omar se guarda esa idea para él. Opuesto a Omar y a todo bicho viviente es el blanco occidental convertido al islam, Barry (Nigel Lindsay), que se habría dado cuenta de que se había unido a la célula para canalizar su nihilismo -si hubiera tenido la mitad de autoconocimiento de un pato-. Faisal (Adell Akhtar) es el hombre que está de más. Puede hacer una bomba, pero no puede volarse en ese momento porque su padre enfermo "ha empezado a comerse los periódicos". En cambio, se dedica a entrenar a cuervos para que introduzcan bombas por las ventanas. Esto es lo que Omar tiene que manejar. Tienen que dar un golpe decisivo en su propio jardín, pero ¿puede cualquiera de ellos encender una cerilla sin darse en la cara?

Esta película no es ni pro ni antirreligiosa. La comedia surge de los conflictos de los personajes, de sus excesos y errores.Crepitando con ingenio y tensión, Four lions es la respuesta esencial a nuestro fracaso para interconectar con la realidad y una apuesta por la idea de que reír es mejor que matar.

Notas del director

Estalla una bomba. Lloramos desconsoladamente. Luego tratamos de calmarnos. Cerramos la puerta a nuestro temor. Nos vamos de compras. Así que ahora nuestro temor actúa en la oscuridad. Infesta la estructura. Cambiamos nuestras leyes. Restringimos nuestras libertades. Arremetemos contra los extranjeros. Genial. Naturalmente, estamos deseando reírnos de nuestros temores, pero no sabemos cómo. ¿Dónde está la broma en el terrorismo? En realidad, como lo demuestra FOUR LIONS, está ante nosotros, mirándonos directamente a la cara. En los campos de adiestramiento yihadistas los jóvenes discuten acerca de la miel, de dispararse mutuamente a los pies, de cazar serpientes y de ser expulsados por fumar. Cuando se burlaban del secuestrador del 11-S Mohamed Atta por mear demasiado alto, culpó a los judíos por hacer las puertas de los baños demasiado finas. En su vídeo, un futuro terrorista se detiene y pregunta al cámara: "¿Puede repetirme la pregunta?".

Uno de los cerebros de los terroristas, Khalid Sheikh Mohamed, dedica dos horas a buscar ropa que no le haga parecer gordo ante la cámara. En tres años de investigación, he hablado con expertos en terrorismo, imanes, policía, servicios secretos y cientos de musulmanes. Incluso los que se han entrenado y han luchado en la yihad hablan de lo frecuente que es lo disparatado. A comienzos del milenio, cinco yihadistas planearon chocar contra un buque de guerra estadounidense con una lancha llena de bombas. A altas horas de la noche deslizaron la lancha en el agua. La llenaron de explosivos. Subieron. Se hundió. Las células terroristas tienen la misma dinámica de grupo que las fiestas de solteros y los equipos de futbito. Hay conflicto, amistad, malentendidos y rivalidad. El terrorismo tiene que ver con la ideología, pero también con los imbéciles.

Chris Morris

Durante veinte años, Chris Morris ha sido una fuerza creativa e inspiradora en radio y televisión. Como locutor, guionista, escritor satírico, productor e intérprete, ha entretenido y asombrado al público con un estilo de comedia audaz e innovador. Four lions es su debut en el largometraje, pero su primera incursión en el cine, My Wrongs 824-8249 & 117, obtuvo un Premio BAFTA en 2002 al Mejor Cortometraje.

La influencia de Chris en la televisión británica empezó con la galardonada serie de humor de la BBC 2, The Day Today (1994-2004), que se burlaba del lenguaje de los noticieros. Como cocreador, guionista, presentador y coproductor de The Day Today, Chris trabajó con Steve Coogan y Armando Iannucci para producir la comedia británica más decisiva de la década. Morris estableció una estrecha relación con Channel 4, que en 1997 emitió su serie más famosa, Brass Eye. En esta redefinición del género, abordó la histeria de los medios haciendo entrevistas personales e induciendo a políticos y famosos a apoyar causas imposibles.

En 2002, Brass Eye fue preseleccionada para los premios BAFTA para televisión.

Además, Morris ideó, escribió y dirigió Jam, "la comedia más perturbadora emitida por televisión", coescribió y dirigió la comedia satírica de culto Nathan Barley (2005) y actuó en The IT Crowd (2006), también para Channel 4.

Chris Morris también ha escrito y actuado extensamente para radio (The Chris Morris Show, On the Hour y Why Brother?).

4 comentarios:

  1. Con todo lo que escribiste en la entrada definitivamente me muero de ganas de ver la película.

    Saludos... =)

    ResponderEliminar
  2. Scotty, acabo de estrenar una entrada en mi blog que te involucra a ti y tu sitio, te va a encantar:

    http://www.1001peliculasantesdemorir.com/2011/09/premio-bloggero.html

    ResponderEliminar
  3. Tengo muchas ganas de ver esta película, al parecer una gran crítica contra el integrismo islámico, pero también contra las convenciones que parecen instaladas a su alrededor. Tiene muy buena pinta.

    Volvemos por nuestros fueros tras un período de parón, un abrazo Scotty!

    ResponderEliminar
  4. No he leído la entrada más que en diagonal... ya sabes, me apetece verla y sólo necesito una vaga idea de tu opinión para corroborar que puede ser una película entretenida y algo más. A ver si es la próxima que veo y te cuento.
    No me he dado cuenta de cuántas estrellitas le has puesto?
    buen finde,

    ResponderEliminar