14/12/09

Algo pasa en Hollywood

Algo pasa con el Cine

De nuevo me encuentro ante la disyuntiva de plegarme a la opinión mayoritaria para no parecer un presuntuoso contestatario y hablar con cierta positividad de esta película, o ser sincero hasta las últimas consecuencias con mi propia valoración y decir, ya de entrada, que Algo pasa en Hollywood es de una mediocridad irritante y que me deja perplejo algunas opiniones positivas, y hasta entusiastas que he tenido que escuchar o leer. Mira que procuro cerrar ojos y oídos cuando la película en cuestión está en mi agenda para su visionado, pero a veces no se puede evitar que te llegue cierta información.
A pesar de ello, no me sorprende para nada encontrarme con una película pedante que pretende ser una cáustica mirada al mundo del cine y sus entresijos y que acaba siendo una superficial sucesión de manoseados tópicos sobre el tema. Y no me sorprende porque Barry Levinson, un director sobrevaloradísimo, ha dado sobradas muestras a lo largo de su filmografía de su afectada pretenciosidad y de su incapacidad para dar a sus propuestas la necesaria complejidad y hacerse tomar en serio como un mordaz observador de las grandezas y miserias de la sociedad norteamericana. Aquí pone el punto de mira en el mundillo del cine con la pretensión de sacar el relieve de las debilidades de quienes mueven los hilos de la industria del cine. Megalómanos, neuróticos, egocétricos, hipócritas, ambiciosos… los hombres y mujeres que hacen películas, al menos en Hollywood, están todos afectados de taras y carencias y por mucho que sean capaces de montar y hacer funcionar el complicado engranaje de hacer películas, no son más que unos chiquilicuatres dignos de lástima a los que magnificamos cuando vemos sus películas o los admiramos ante los micrófonos de un escenario de cualquier festival de cine soltando boutades que nos parecen el no va más de la genialidad.
Qué bien si todo esto, que puede que sea verdad, nos fuera contado con solvencia y credibilidad y no como una sucesión de anécdotas vacías de significado adornadas con ínfulas de sentencias solemnes (el pretendido humor corrosivo que las envuelve es absolutamente plano e inocuo), totalmente inofensivas. Levinson no es Robert Altman y su juego de Hollywood está a años luz del de el director de M.A.S.H, al que parece querer seguir los pasos de su El juego de Hollywood, con resultados bastante deplorables. Quizas no sea procedente recordar obras maestras sobre el tema tales como El crepúsculos de los dioses (Billy Wilder), Cautivos del mal o Dos semanas en otra ciudad (las dos de Vicente Minnelli) y alguna más que ahora se me pueda escapar. Puede que no sean comparables a Algo pasa en Hollywood por pertenecer a otra época y a otros conceptos de lo que se entiende por Cine, pero la hondura, la sagacidad, la verdad , la credibilidad, la elegancia, la maestría de aquéllos directores y de aquéllas películas dejan en evidencia la absolutamente pedante, intrascendente e inútil peliculita de Barry Levinson… que sí se puede comparar con la ya mencionada El Juego de Hollywood de Robert Altman, su modelo, para dejarla en evidencia ante la obra de un auténtico maestro de su misma generación, abordando similar argumento.
Y qué más me da que éste o aquél actor o actriz esté estupendo, o que la fotografía sea una pasada, o que tal o que cual…. Algo pasa en Hollywood es un pestiño de mucho cuidado que sorprendentemente está siendo capaz de embaucar a más de un supuesto entendedor de cine, profesional de la crítica o no, que la valoran como no se merece. Y se me escapan los motivos por los que Bruce Willis haya decidido producir esta tontería en la que se reserva el papel de hacer su propio papel. Desde luego que si Bruce Willis es tal como es en ésta película, mejor que se hubiera quedado calladito antes de aparecer haciendo de sí mismo, siendo un megalómano insoportable y un auténtico gilipollas. Sean Penn también hace de Sean Penn, para quien todavía no haya visto la película o no lo haya leído por ahí. Y hablar de resto de los actores, todos tan conocidos, ya lo harán en otros comentarios por otros sitios. Yo detesto repetir lo que suelen ser citas comunes por todas partes. Pero ¿alguien ha dicho que Algo pasa en Hollywood es un tostonazo? Si nadie lo ha dicho, se dice aquí.
Calificción: *

12 comentarios:

  1. Vaya peliculón, ¿eh, Scotty? jajajajajajaja. Ya me olía mal la cosa, pero después de leerte, ya no hay duda: candidata a bodrio del año.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Scotty,no he visto la película,pero la impresión por criticas y sobre todo la tuya, no deja títere con cabeza.Lo cierto es que de Barry Levinson,salvando RAIN MAIN y SLEEPERS que no me disgustaron, el resto dejan mucho que desear.

    ResponderEliminar
  3. Desde luego. No estoy como para ir al cine.. pero después de leer tu reseña, me voy a pensar si entrar a ver ésta dos veces. Joder, Scotty. Sin piedad (ja,ja). Pero bueno.. me parece bien.

    ResponderEliminar
  4. UY!!!!!! hoy discrepamos, porque a mí me gustó. No será una genialidad pero realmente su acidez y sus exageraciones críticas me han divertido sobremanera!!.

    ResponderEliminar
  5. Luis, tanto com el bodrio del año... seguro que se encuentran peores. Además, aunque no soy el único en considerarla insignificante, hay más gente que la valora con cierta consideración. Tambien es cierto que comentarios entusiastas son los menos. Pero yo no la recomiendo. Es mi personal opinión. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Qué tal, Antonio. Barry Levinson no me convence ni siquiera en Rain Man. No he visto Sleepers. Dices: "no me disgustaron". Muy poco entusiasmo el tuyo tambien. Definitivamente, el cine de Barry Levinson me interesa muy poco. Más bien nada... Saludos.

    ResponderEliminar
  7. David, si no estás para ir al cine y decides ir por el motivo que sea, hay en las carteleras cosas mucho más apetecibles que esta peli. Selecciona. Venga, nos leemos...

    ResponderEliminar
  8. Ay, Pabela. Alguna vez tendremos que discrepar ¿no?. Es lo normal. Su acidez y sus exageraciones críticas me parecieron pura impostura. Simplezas que no hacen ninguna puapa. ¿Has visto El juego de Hollywood? Ahí si que hay acidez y crítica inteligente. Con todos mis respetos a las demás opiniones y, especialmente, a la tuya. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. No la he visto, pero a mi ver a Robert de Niro en comedias (o casi) ya me hace retroceder... ¿me equivoco?

    ResponderEliminar
  10. Tomás, a mi Robert de Niro ya hace tiempo que me resbala. Ültimamente está en demasiadas películas insignificantes, casi todas comedias de seguna o de tercera. Probablemente ya no pueda elegir como lo hacía antes. En ese sentido aquí, al menos, está en una producción de más ínfulas y su trabajo no me entusiasma ni me molesta. Eso es lo de menos. No lo he nombrado, entre otras cosas, por que huyo de recurrir al consabido..."El protagonista es tal o cual y gracias a él y a su buen hacer la película se salva...", etc., etc.

    Ah, no te equivocas...

    ResponderEliminar
  11. ClixSense is an high paying work from home site.

    ResponderEliminar
  12. Come and see how 1,000's of people like YOU are making a LIVING by staying home and are fulfilling their wildest dreams TODAY.
    GET FREE ACCESS INSTANLY

    ResponderEliminar