21/5/10

Habitación en Roma

Me siento extraña

La nueva película de Julio Medem era esperada con expectación por el aficionado y la crítica. Su anterior película, Caótica Ana supuso un importante revés en el prestigio del cineasta pese a que su relativo fracaso de crítica y público fuese muy contestado desde sectores incondicionales del director vasco, que defendieron la película con el mismo apasionamiento que la mayoría del público y de la crítica la vilipendiaba. Personalmente, Caótica Ana me pareció un compendio de los excesos y de los tics más irritantes de un director que ha sabido dar momentos antológicos de gran cine y de buen narrar. Vacas, La ardilla roja, Lucía y el sexo, pero, sobre todo, Los amantes del Círculo Polar son suficientes ya para considerar a Julio Meden como uno de los cineastas más importantes de España y de Europa, y cada nueva película suya es un acontecimiento.

Habitación en Roma juega con casi todas las constantes del “universo Meden”. El azar, el amor arrebatado, el sexo, el destino, las falsas apariencias, el lirismo conceptual… todo compendiado en una historia intimista, minimalista, en la que entran en juego sólo tres personajes (pese a que el secundario elemento masculino tenga una función netamente catalizadora), donde dos mujeres, una española y la otra rusa, que coinciden en la noche romana justo unas horas antes de que ambas abandonen la ciudad, acaban en la habitación del hotel de una de ellas, que es lesbiana. Este encuentro será determinante para ambas, en lo que un principio pretende ser una noche más de sexo para una, y de experiencia iniciática para la otra.

A lo largo de cinco escasas horas en la vida de los personajes, asistiremos a un ritual en el que, a través del sexo, las dos mujeres irán desnudando su interior en justa equivalencia a la desnudez de sus cuerpos. Es un proceso en el que se van e explorar hasta los últimos rincones del cuerpo y del alma, y que va a poner en su sitio las dudas identitarias de una, y las certezas vitales precariamente asumidas de las dos. El encuentro sexual irá derribando las diferentes capas de autoprotección en las que se escudan, al menos uno de los personajes, al mismo tiempo que se van despojando de ropajes y de inhibiciones exteriores...

Estamos ante una película en la que es muy difícil la contención en escenas sumamente delicadas y es muy fácil caer en reiteraciones. La película soslaya con gran sensibilidad todos esas trampas del guión y consigue casi siempre no caer en el exceso, lo que, si hablamos de Julio Medem, es doblemente de agradecer. Hay sin embargo una secuencia que casi echa por tierra todos los logros que contiene en este sentido y es la de la bañera inundada de rojo con ese Cupido pintado en el techo del baño lanzando su flecha. Creo que esta secuencia produce rubor ajeno por su obviedad y su simpleza y es la única, o casi la única, que muestra esos excesos del señor Medem en los que se prodigó tan generosamente y sin medida en su anterior película, la ya mencionada Caótica Ana. Aun con sus defectos, Habitación en Roma es la recuperación de un cineasta al que ya echábamos de menos.

Me ha gustado mucho el trabajo de las actrices. Elena Anaya ya no es una sorpresa pues siempre está estupenda pero sí que me sorprende el trabajo de una bellísima Natasha Yarovenko a la que no conozco. Y hay una selección musical realmente preciosa a cargo de la británica Jocelyn Pook y de española Russian Red, ambas, artistas indies que navegan por estilos y cadencias que mezclan muy diversos géneros. La belleza de las imágenes están muy bien potenciadas por estas dos grandes artistas, casi desconocidas para el gran público, que, seguro, a partir de Habitación en Roma se las va a considerar de otra manera. Habitación en Roma se inspira en una película chilena que se titula En la cama, de la que no puedo opinar pues no la he visto todavía.

Calificación: ***

23 comentarios:

  1. Scotty,
    veo que te ha gustado la película tanto como a mí,me alegro,porque para mí también ha supuesto la recuperación del mejor cine de Medem,ya que Caótica Ana tampoco me gustó demasiado.
    Habitación en Roma es una película intimista,sensual,profunda y con unas interpretaciones entregadas.
    Yo la escena de Cupido y la bañera la asumo como parte del código metafórico de Medem,a veces explícito,a veces,surrealista,extremo o arriesgado pero siempre personalísimo.
    Me gusta.
    He echado en falta que hablaras del final,a ser posible si desentrañar el desenlace,sólo atisbar en qué dirección va tu interpretación,porque creo está sujeto a varias lecturas, y parece que Medem delegue el final en manos de cada espectad@r.
    bss

    ResponderEliminar
  2. Hola, Troyana.

    Creo que Habitación en Roma no ha despertado tanta controversia como Caótica Ana y que hay acuerdo en que estamos ante una recuoperación de Medem. Tampoco es que sea una gran película, pero sí una película muy a tener en cuenta. Lo de la bañera no me gustó nada: quería mirar para otro lado. Es como querer enseñale el a e i o u a un licenciado. Esa metáfora sobraba o, al menos, no estaba muy mal planteada y resuelta. Pero se puede perdonar...

    Que no hablo del final... bueno, no me ha salido, quizás porque es otra obviedad decir que lo ha dejado abierto para que cada uno ubique el destino de los personajes como más le guste. Y con esto creo que ya estamos diciendo demasiado. Mejor que quien no la haya visto no tenga ninguna pista del final, por otra parte, poco original.

    Yo creo que triunfa el dibujito del techo de la bañera, jejejej... ¿o no...?

    Me gusta tu frase "Intimista, sensual, profunda y con unas interpretaciones entregadas".¡Exactamente!

    Un placer leerte.

    ResponderEliminar
  3. PD. Quise decir que lo de la bañera esta mal plantado y resulto. Ahí me he hecho un lío.

    ResponderEliminar
  4. Hola de nuevo, Scotty!!! Soy muy fan de Medem pese a sus excesos puntuales, y "Los amantes del circulo polar" es una de las pelis de vida. Dicho esto... (ahora es cuando te crees que me cargo "habitación en Roma" jajajaja) NO HE VISTO TODAVÏA LA PELI!!!!!! Iré este finde y ya te comentaré. He oído y leído de todo, pero a mí Medem siempre me aporta algo (incluso en "Caótica Ana"). Tengo curiosidad por ver ese cupido del cual hablas en el post jajajajaja

    ResponderEliminar
  5. Confieso que no tenía pensado ir a verla, y eso que hay obras de Medem que me han gustado mucho; quizá la última ya no me convenció y de ahí la falta de curiosidad...
    El caso es que leyéndote, y viendo que hay más opiniones en la misma línea, la tendré en cuenta!
    Lo que sí te reconozco es que la música puede ser un gran aliciente.
    Un saludo de fin de semana laargo,

    ResponderEliminar
  6. Amigo Scotty,
    ciertamente me ha sorprendido tu crítica, puesto que las que he encontrado hasta ahora no son muy favorableS. Aún no la he visto y es que temo (temía) encontrarme al mismo Medem que en "Caótica Ana" (Caótico Medem dijo muy certeramente una vez un crítico), que me pareció imposible en un cineasta como él. De su cine, siempre me ha gustado ese detalle que comentas, el del azar y las casualidades (o el destino ya marcado, vaya usted a saber). Tampoco he visto esa película chilena en la que se basa, pero indagaré.
    Me ha abierto usted la esperanza de darle una oportunidad.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Scotty,
    Aún con su intencionada apertura a la ambigüedad,yo también interpreto en tu misma dirección el desenlace.
    La música de la película es una maravilla,e insertarla en tu blog,un deleite para quienes pasamos por aquí.

    El placer de leerte,es mío también.

    ResponderEliminar
  8. No la he visto aún, pero yo soy de los que apoyo "caótica Ana" como lo que es: un deliberado ejercicio de realizar una propuesta radical dentro del caos que tenía Medem en la cabeza con el asunto del fallecimiento de su hermana.

    ResponderEliminar
  9. Hola, Luis.
    Yo tambien considero Los amantes... lo mejor de Medem, y es mucho decir. Medem es un gran cineasta, aun con susd altibajos.

    ResponderEliminar
  10. Estimada r.

    No sólo la música es un aliciente para ver Habitación en Roma. Feliz fin de semana. Cómo me estimulas con tus comentarios. Eres un cielo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Estimado Crowley.

    No he leído críticas de la película, pero me extraña que sólo me hayas leído a mí cosas positivas. Entiendo que alguien que la haya visto se vea en la disyuntiva de decantarse por las cosas buenas de las peli o por las menos buenas. Los excesos líricos del tipo que ya señalo en mi comentario, algunos ciertamente sonrojantes, no me han impedido valorarla positivamente. En su conjunto, pesan más los buenos momentos de buen cine y de "buen Medem". Venga, déle usted una oportunidad. Medem se la merece.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  12. Troyana, coincidimos plenamente en esta película. A mi también me encanta oír la música cuando entro al blog. La dejaré mientras no suba otra entrada.

    Saludos...

    ResponderEliminar
  13. Estimado Quatermass.

    Caótica Ana tuvo a los espectadores muy divididos. A mí me irritó. No creo que fuera un buen homenaje al recuerdo de su querida hermana. Y tampoco hay que por qué condescender con el cacao mental que se montó en la peli (caótico Medem, como dice Crowley)por muchas y loables buenas intenciones con que abordara la realización de la película.

    De todos modos, una mala película de Medem, que es lo que me pareció a mí Caótica Ana, es una película que merece la pena ver.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Scotty,
    te dejo un comentario en la entrada que le dedicas a "El Cónsul de Sodoma".
    bss

    ResponderEliminar
  15. Aún no he tenido ocasión de ver la película, aunque he de decir que Medem es uno mis directores españoles favoritos.

    Me paso por aqui simplemente para comunicarte que tienes un premio en mi blog. Por supuesto sin ningún compromiso, simplemente creo que tu blog lo merece.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Troyana, me paso a ver tu comentario en El imaginarius...

    ¿La has visto e dvd?, ya hace tiempo que se estrenó en cines...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Estimado Obiwan1977

    ¡¡Me encantan los premios!!. Gracias por acordarte de mi blog.

    Siempre pienso que no merezco la atención y el reconocimiento que me dispensáis. Cuando me leo, me reprocho que podría hacerse muchísimo mejor y que hay blogs amigos, como el tuyo, que son mucho más interesantes.

    Gracias a la generosidad de todos me esfuerzo en alimentar este rincón cinéfilo con la suficiente periodicidad como para que sigáis entrando y no me abandonéis. ¡Pero debería escribir más y no tengo tiempo!.

    Gracias de nuevo. Pondré mi "trofeo" bien visible. ¡Soy muy vanidoso! ;)

    ResponderEliminar
  18. Troyana, que me he liado un poco. Te refería a El cónsul de Sodoma. Ya he estado allí. ;)

    ResponderEliminar
  19. Cada vez que la recuerdo crece en mi memoria. Por fin recuperamos al Medem clásico, aunque a mí sí me convence el final. Es muy medemniano. Lo peor en mi opinión son algunos diálogos rematadamente cursis que hacen a uno ruborizarse y un exceso en la banda sonora. Sí, es soberbia, pero se repite demasiado.

    ResponderEliminar
  20. Un saludo, Cinéfago. De acuerdo contigo. Ya digo que hay cosas de rubor ajeno, pero se impone lo bueno. A mí también me crece en el recuerdo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Searching for the Ultimate Dating Site? Create an account and find your perfect match.

    ResponderEliminar
  22. Enroll in IdentityForce's free trial with and protect your identity.

    ResponderEliminar