4/2/10

Nacidas para sufrir

Mujeres enamoradas

Esta viejecita quiere cortarme las alas con esa guadaña... ¡ya veremos!
Nacidas para sufrir es una película atípica que apenas tiene referentes en el cine español de ahora. Aunque no deja de ser reconocible el estilo y el trasfondo temático del cine de Miguel Albadalejo, un director que habla siempre de personajes reales, cotidianos, de gentes y de ambientes que todos reconocemos y de los que nos sentimos integrantes, naturalmente si no pertenecemos a ninguna elite ni a privilegiados grupos sociales. Albadalejo habla siempre de gente corriente, del pueblo llano, de sus problemas y contradicciones y de las dificultades con las que tiene que lidiar al intentar una forma de vida acorde con lo que van dictando los nuevos tiempos y las nuevas costumbres. El lastre de una educación anclada en prejuicios y costumbres que no les resulta nada fácil tirar por la borda, convierte a los personajes de Nacidas para sufrir en patéticas marionetas de un mundo que los desborda.
Hay qu ver cuánto nos divertimos en las verbenas de este pueblo...

Tres mujeres acaban interrelacionándose de la forma más insólita. Hay una señora mayor (Petra Martínez) que antes que consentir que las sobrinas la internen en un asilo debido a su inminente ancianidad, no duda en manipular con todos los medios a su alcance a una apocada y apática asistenta (Adriana Ozores) por la que siente un cariño que no es, a todas luces, desinteresado. Quiere atarla para siempre a su lado y así asegurarse una vejez en la que no le falten los necesarios cuidados sin abandonar la libertad de vivir en su pueblo y en su propia casa. Para ello no duda en convencerla de que lo mejor que pueden hacer es casarse y así, con el señuelo de que la heredará cuando muera, asegurarse de que nunca la abandone. Las cosas no serán como la manipuladora señora planea y el tiro le saldrá ciertamente por la culata… ¿o no? Acabarán pasando muchas cosas y habiendo más de una sorpresa importante antes de la palabra fin.

Petra Martínez: una gran secundaria que tiene por fin un papel principal.

Nacidas para sufrir es una tragicomedia, o una comedia con tintes sombríos, como elijamos catalogarla, en la que Albadalejo hace un discurso que abarca varios frentes en los que dos destacan principalmente y de forma especial: las dificultades de la vejez en los tiempos modernos donde la familia apenas cuenta, y el impacto de las nuevas costumbres y de las nuevas leyes en estratos sociales que todavía no están preparados (aparentemente) para asumirlos e integrarlos en sus vidas. El hecho de que los personajes pertenezcan al medio rural hace la cuestión especialmente extravagante. El tratamiento sainetesco que da Albadalejo a la película justifica que muchas de las situaciones, pasadísimas de rosca, no chirríen y resulten convincentes. Al respecto hay que recordar que la historia transcurre en la Comunidad Valenciana, que Albadalejo es alicantino (de Pilar de la Horadada) y que el creador del sainete, el insigne Carlos Arniches, nació en Alicante. Todo queda en casa. Más todavía si reparamos en que hay grandes dosis del cine de otro valenciano ilustre, el gran Luis G. Berlanga.

Por muy de pueblo que sea Miguel Albadalejo no está haciendo lo que estais pensando...

Pero las grandes referencias de Nacidas para sufrir están en dos geniales películas españolas de un director italiano. Me estoy refiriendo a El pisito y El cochecito, las dos primeras películas de Marco Ferreri. La comparación con esas dos grandes obras maestras a Nacidas para sufrir le viene ciertamente grande, pero podemos admitir que estamos ante una película realmente sorprendente, con grandes dosis de vitriolo y francamente divertida, a la que le sobra un final bastante postizo que echa por tierra todo o casi todo lo que la película ha ido acumulando como revulsivo. Es una lástima que se haya claudicado a ciertas reglas del happy ending, pero los logros son más que suficientes para considerar Nacidas para sufrir una película que merece la pena ver. Y antes de acabar todavía me vienen a la cabeza otras referencias detectadas en la película: los personajes y los diálogos son dignos de un Pedro Almodóvar campando a sus anchas por entre las gentes de su querida tierra manchega.
Calificación: ***

PD. La película fue proyectada ayer en el cine Navas de Alicante, en un preestreno digno de Hollywood con la asistencia de las principales actrices, el director y el productor, Gerardo Herrero, que estaba pletórico pues horas antes su película El secreto de sus ojos había sido nominada al óscar. Quien esto escribe se alegra doblemente pues en mis comentarios sobre El secreto de sus ojos, insertos en este blog ya le auguraba que esto ocurriría sin duda ninguna. Y acerté. Lástima que tenga como rival a la extraordinaria La cinta blanca, lo que se lo va a poner ciertamente difícil.

7 comentarios:

  1. Otra que desconozco. La primera fotografía me ha impactado. Por cierto una maravillosa elección la música de Nino Rota en el ipod. Simplemente preciosa.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Scotty,
    imagino que por desgracia esta maravillosa película pasará desapercibida para gran parte de los espectadores y es una pena, porque tiene unos toques brelanguianos que son una delicia.
    En cuanto a "El secreto de..." es una maravillosa película, pero por desgracia para ella, como bien dice, está la de mi estimado Haneke.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Dana, la primera fotografía no es lo que parece... La verdad es que se puede interpretar equivocadamente con esa mirada de Adriana Ozores y la guadaña en primer plano.

    La música que escuchamos ahora es la de Romeo y Julieta de Franco Zeffirelli. Es una obviedad, ya lo sé...

    ResponderEliminar
  4. Yo creo, estimado Crowley, que ni siquiera tendrá una gran distribución. Es un cine que no cuadra al tipo de público que llena las salas cargado de palomitas. Aunque el hecho de que se vaya a proyectar en el festival de Berlín (en la sección Una cierta mirada, creo que se llama)puede darle un buen empuje.

    Yo creo, como tú, que el óscar va a ser para La cinta blanca. Pero aveces hay sorpresas... Y si esa sorpresa fuera El secreto de sus ojos yo estaría encantado.

    Saludos...

    ResponderEliminar
  5. Desconocía completamente esta película. La verdad es que antes de comenzar a leer tu reseña, el título me echaba bastante para atras, pero por lo que comentas parece más que interesante, y si además apuntas esas dos referencias que son "El pisito" y "El cochecito" pues habrá que verla. Ahora falta saber dónde se puede, que supongo no será facil...

    Saludos ;)

    Por cierto, excelente música de fondo la de tu blog.

    ResponderEliminar
  6. Babel, la película no se ha estrenado al día de hoy. Por sus características no creo que se haga mucho notar. A no ser que sea un éxito sorpresa, que nunca se sabe.

    El título es efectivamente poco afortunado.

    ResponderEliminar
  7. Hola¡
    Permiteme presentarme soy tatiana administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
    Exitos con tu página.
    Un beso
    tatiana.
    tajuanchita@gmail.com

    ResponderEliminar