20/3/10

Brothers/Hermanos

Traumas de guerra

Brothers/Hermanos, la nueva película de Jim Sheridan, es un remake de una película danesa del mismo título de Suzanne Bier, reputada directora que hace dos o tres años estuvo a punto de conseguir el Oscar a la mejor película de habla no inglesa por Después de la boda, estrenada en España al calor de esa nominación pero que pasó totalmente desapercibida. Brothers creo que ni siquiera se estrenó en cines pero sí fue editada en DVD. No debería estar nada mal cuando Hollywood le echó el ojo para hacer su particular versión trasladando los personajes a su terreno y a su ideario.

Sorprende un poco que Sheridan sea el escogido para dirigirla, ya que este director de origen irlandés tiene en su filmografía películas como Mi pie izquierdo (nominada a varios Oscar consiguiendo el de mejor actor para Daniel Day Lewis y el de mejor actriz de reparto para una señora cuyo nombre no recuerdo), El prado (nominación para Richard Harris)En el nombre del padre (varias nominaciones también), The bóxer o En América, películas todas con una fuerte carga política en las que en algunas hay un posicionamiento abiertamente pro irlandés y muy crítico con todo lo anglo americano.

Brother/Hermanos habla de un drama personal pero el transfondo está impregnado de cierta apología de lo americano. La guerra de Afganistán aquí, como la de Irak en En tierra hostil es el campo de batalla de los valientes, de los héroes que anteponen la lucha armada en defensa de los principios y valores de ese país, de su país, antes que a los propios intereses personales o familiares. La vida tiene su razón de ser perteneciendo al ejército que defiende por el mundo esos sagrados valores, y en la lucha armada en pos de la Libertad y la Democracia.


En Brothers/Hermanos un capitán del ejército americano en Afganistán (Tobey Maguire) va a vivir un auténtico drama personal en el campo de batalla, y va a involucrar en el mismo a su propia familia. La película alterna ambos tiempos y la acción transcurre de forma intermitente en los dos escenarios del drama que atenaza al protagonista: el campo de batalla y el familiar.


La sombra de John Steinbeck y su obra Al este del Edén planea sobre la película y el mito de Caín y Abel se hace también patente. Pero Brother/Hermanos no llega a cumplir las expectativas que a priori puede despertar el que esté dirigida por alguien con la trayectoria de Jim Sheridan, e interpretada por tres actores de mucho peso en sus personajes principales. De hecho, los resultados son más bien mediocres y en muy contadas ocasiones la película consigue interesarnos hasta bien pasada la primera mitad. Lo mejor de Brothers/Hermanos es el trabajo de los actores, entre los que sobresale muy por encima de todos un Tobey Maguire realmente magnífico que da a su personaje todos los matices y toda la fuerza requerida para poder transmitir ese terrible drama interior que arrastra. Por su trabajo aquí es digno de considerarlo uno de los mejores actores del momento, y de los de más futuro.


Brother/Hermanos, que es algo más que una historia de amor a tres en la que dos de los vértices son hermanos, tiene una primera mitad que transcurre por los caminos de la mediocridad, sorteándola muy a duras penas. Es a partir del regreso a casa del protagonista cuando la película se remonta y se salva. Los actores son los principales responsables, sobre todo y lo digo otra vez, Tobey Maguire, que está a la altura de los grandes y que hubiera merecido algún premio por esta interpretación. En el reparto, y en un papel muy secundario, encontramos a Carey Mulligan, en la que apenas nos hubiéramos fijado de no haberla visto en Una educación: hay que ver qué diferencia de una película a otra, no porque esté mal como actriz, sino por la insignificancia de su personaje. Y no sería de justicia no reseñar la actuación de dos niñas que trabajan con una soltura, un desparpajo, una espontaneidad y una autenticidad realmente sorprendentes.

Calificación: **

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada