6/3/10

Una educación

El dulce porvenir

Quedo muy gratamente sorprendido con Una educación, película de la que apenas sabía más allá de que su protagonista estaba nominada al Oscar y que ya había ganado el Bafta a la mejor actriz. El hecho de que casi lo único que se hable de ella sea de su protagonista, me hacía suponer que se trataba de una película corriente con una interpretación destacada del personaje principal. Una educación es mucho más y estamos ante una sensible y esforzada mirada a una serie de personajes que, a través de ellos, radiografía unos años que fueron de transición para una sociedad, la de los primeros sesenta, que intentaba sacudirse las puritanas convenciones culturales y sociales que arrastraba desde el final de la segunda guerra mundial.
Una educación alude no sólo a la educación de la muchacha protagonista, sino a la de toda una sociedad que tiene que prepararse para los cambios sociales que ya despuntan y que se instalarán definitivamente pocos años después tras el mítico mayo del 68. Desde luego, el personaje de Jenny (Carey Mulligan) tiene que sortear una serie de pruebas hasta alcanzar una madurez no ya sólo física sino también en lo personal y en lo social. Pruebas en la que ha tenido que ir sorteando escollos a base de impulsos y dando palos de ciego absolutamente perdida en las contradicciones de unos valores que les están siendo inculcados desde los tres frentes fundamentales de una educación que estará a punto de destrozar su vida: no ya la meramente instructiva, sino la social y la familiar.
Estamos en el Londres de 1961 y una brillante e inteligente jovencita de clase media se esfuerza por conseguir una beca para estudiar en la Universidad de Oxford, y lo hace con óptimos resultados hasta que acaba conociendo a un hombre que le hará moverse en otros ámbitos y le hará conocer otros modos de vida diferentes a los que está acostumbrada. Ese nuevo mundo al que se asoma hará que arrincone sus proyectos de futuro y sucumba a la tentación de lo convencional: casarse y abandonar toda inquietud de superación. Como cualquier proceso de aprendizaje, la educación de Jenny le va a deparar alguna sorpresa imprevista.
La película tiene una ambientación exquisita en la que se cuidan todos los detalles de vestuario, peluquería, decorados, etc. y el uso del color en tonos pastel nos remite a películas de la época, principalmente a los melos de Douglas Sirk, ambientación perfectamente recreada tal como ya hemos visto en otras producciones como Lejos del cielo o la muy reciente Un hombre solo. La dirección de Lone Scherfig (Italiano para principiantes, Wilbur se quiere suicidar) es meticulosa y se detiene en casi todos los personajes para darles comlejidad y hacerlos reconocibles y vivos, lo que desde luego se consigue con una serie de actores todos estupendos . Mención especial, aparte de Carey Mulligan cuya nominación al Oscar está justificadísima, para Alfred Molina y para Emma Thompson.
Una educación está basada en un pequeño relato autobiográfico de la periodista Lynn Barber que incide bastante más crudamente en la parte sexual y dibuja unos personajes bastante más inmorales que los de la película. Al decir inmorales me refiero a la calaña humana y ética de los mismos. Todos, incluso la protagonista, tienen actitudes que ya presagian el avance del liberalismo, en las que los métodos y modos para trepar o prosperar social y económicamente relativizan el respeto a las normas y la propia ética. Casi todo puede valer si nos lleva a la inmediata consecución de lo que queremos. Algo que ahora está a la orden del día.
PD: Pongo de fondo musical "En una isla tranquila, al sur" ("Summer place") ya que lo oímos casi enterito en la película.
Otra PD: Mi despiste con esta peli es monumental: Vale, está nominada tambien como mejor película (lógico) y como mejor guión adaptado (estupendo). Mis disculpas.
Calificación: ***

25 comentarios:

  1. Una pequeña delicia que merece toda la atención que se le dedica......
    Felicidades otra vez por sus elecciones musicales, es todo un lujo para los oidos y la lectura

    ResponderEliminar
  2. La música me ha gustado mucho y al igual que la película la desconocía por completo.

    ResponderEliminar
  3. A mi también me encantó esta película y la interpretación de Alfred Molina. Una delicia también escuchar sous le ciel de Paris de Edith Piaf.

    ResponderEliminar
  4. Sin duda, como bien dices, Scotty, una delicia que merece toda nuestra atención. Y la escenificación del Londres de esa época (que no he estado en persona pero he visto fotos y documentales) es impecable.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Angel, a mi me ha gustado más de lo que esperaba. Es una película a la que no había prestado mucha atención pero merece la pena. La música de A summer place se oye de fondo. Estamos en 1961 y la película de Delmer Daves pegaba lo suyo. Más: los personajes de A summer place ilustran muy bien los propios personajes de Una educación. Un doble guiño de la directora.

    ResponderEliminar
  6. Marcus, igual te digo. Curiosamente acabo de oír en la radio una cuña publicitaria de la venta de unos discos con música relajante y ponen de fondo A summer place.

    No entiendo si me quieres decir que no conocías Una educación o A summer place. Supongo que esta última.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Hola, Sé de cine. Efectivamente, la protagonista, que es una enamorada de todo lo francés (en esos años era muy inn hablar y oír música francesa), aparte de a Edith Piaf, tiene a mano un disco de Juliette Greco, la musa de los intelectuales de entonces. Se refiere al disco como "el disco de los ojos" pues la portada se ilustraba con de la cantante actriz francesa. Certeros detalles contextuales de los que tanto tiene la película.

    ResponderEliminar
  8. Efectivamente, Crowley, a pesar de que (yo tampoco) no se haya estado en Londres todos lo conocemos al dedillo por tantas y tantas películas y lo hemos visto ambientado en todas las épocas. Igual que París, Nueva York, Roma...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Scotty.
    He estado esperando como agua de Mayo que fueras a verla y poder comentarla contigo :).
    A mí también me gustó mucho la película, y la actriz protagonista, que está estupenda. Normalmente desconfío de las películas de las que todo elmundo habla pero tenía muchas ganas de ver esta, y no me decepcionó excepto en un aspecto (y el que no la haya visto que no siga leyendo). En la película Jenny se prepara para entrar en Oxford y se deja las pestañas estudiando: todo lo que hace está dirigido a entrar en la universisdad, pero no me pareció en ningún momento que fuera lo que queria hacer, sino lo que su padre (Alfred Molina está genial) desea.....por eso, cuando David le ofrece el mundo, no me pareció extraño que lo aceptase, es más, no ví que le resultara difícil elegir, y eso es algo que eché mucho de menos: a lo mejor es porque me pongo un poco en el lugar de Jenny, no sé....es el único "pero" que tengo, porque todo lo demás me encantó, la ambientación, la música, los créditos del principio, y ese aire de que todo está cambiando, de que es el principio de una nueva era...., y Londres está preciosa, casi más que París diría yo.
    en fín, espero que se lleve algún Oscar esta noche, porque se lo merece.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Pues más que por la actriz, yo la conocía porque se anunciaba como el primer guión original de Nick Hornby. Tengo curiosidad por verla y aparte de la tuya, he leído otras reseñas en blogs que la ponen bastante bien. Para cuando pueda. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Qué tal Monique.

    Cómo me estimula que me digas que esperabas a que yo la viera para comentarla.

    Atención: ¿Spoiler?

    Yo creo, referente a tus dudas sobre el personaje, que esta chica -que es tan inteligente y madura hasta el punto de tener al profesorado pendiente de ella por las cualidades que despliega-, se deja llevar por el entorno que le ha tocado vivir y acata las normas sin cuestionarlas. Sobre todo es una “buena hija” y actúa como de ella espera su padre. Era lo normal en esos años a pesar de que estamos a las puertas de la revolución social que ya apunto en mi comentario, y la prueba es que ella misma da un paso de gigante al “decidir” cómo actuar y qué va a hacer con su vida. Otra cosa es que se sorprenda de que su padre acabe aliándose a favor de sus intereses por motivos espurios. O sea, que opino como tú. En cuanto a que aceptase sin dudar la propuesta de David… A ver: es muy inteligente pero es muy jovencita y le han abierto los ojos a un luminoso espejismo. Y si encima su padre lo aprueba y la apremia… De todos modos la razón y la cordura se acaban imponiendo gracias a un golpe de suerte o a una casualidad.

    En cuanto a los Oscar de esta noche… no creo que tenga posibilidades pues es una película que hace muy poco ruido.

    Un cordial abrazo,

    ResponderEliminar
  12. David, ya tendrás tiempo de verla.

    Cómo que tú habías visto que se anunciaba como el primer guión original de Nick Hornby.

    Está nominada al Oscar al mejor guión "adaptado". Se basa en un librito autobiográfico de una periodista.

    Saludos...

    ResponderEliminar
  13. Tengo ganas de hincarle el diente y ver si lo de Mulligan es para tanto. Y yo que creo que me va a decepcionar..

    ResponderEliminar
  14. ¡Bienvenido/a a 'Descubre Irlanda'!

    Esta aventura por recorrer Irlanda nació un 26 de Octubre 2006, fecha próxima a la fiesta celta de Samain (Halloween), con el nombre de Leprechaun's Hole.

    Prácticamente al año siguiente nos dimos cuenta que el nombre no era el más apropiado para darnos a conocer mundialmente y poder compartir nuestra pasión por la Isla Esmeralda con vosotros.

    Descubre Irlanda
    http://descubreirlanda.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  15. Solo se salvan las actuaciones, para mi la película le falta sal, se hace sosa y lenta, quizás porque desde el principio sabes hacia donde va.

    ResponderEliminar
  16. Pablo, lo de hincarle el diente a quién?, a Carey Mulligan? jejej.. No creo que te decepcionara...

    En serio, la película está muy bien. Al menos a mi, me gusta.

    ResponderEliminar
  17. Egiptoaroma, pues yo no sabía, ni desde el principio ni desde más adelante, hacia dónde iba la película. Recuerdo que la chica abre la guantera del coche casi al principìo para coger un cigarrillo e intuí que iba a toparse con algo, pero no. El caso es que me chirría que él, que es quien le cierra la guantera al llegar al coche, no tuviera más cuidadín desde entonces.

    De acuerdo que la película tiene una realización sosegada (para mí, no lenta) pero es que estamos acostumbrados a que ahora las películas vayan a cien. Es una película que se mira en los cásicos. Ya digo en mi comentario que en los melodramas de Douglas Sirk, por ejemplo.

    ResponderEliminar
  18. Aun no hemos catada esta peli en Las Palmas y siene muchísima curiosidad por ella. Espero que la pasen en pròximas semanas y puda opinar. Me jode cantidad que que los exhibidores sean tan rácanos a la hora de poner laspelis cuando corresponde. Pso ahora mismo a leer tu colaboración en el blog de Crowley.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  19. Amro, Una educación está teniendo una distribución bastante limitada también en la península. El motivo no lo sé, pero sólo se puede ver en las grandes ciudades y en muy escasas salas. Por desgracia, el cine que nadie se pierde es el de Avatar, El hombre lobo, Sherlock Holmes y esas cosas, con todos mis respetos para "esas cosas". Pero Las Palmas no creo que se quede sin verla. Espera un poquito.

    Gracias por interesarte por mi colaboración en el blog de Crowley. Espero que te "divierta", jejej..

    ResponderEliminar
  20. Es una película amable, con un look impecable, una interpretación de Carey Mulligan maravillosa, pero me resultó un poco light, en el sentido de que el desengaño se veía venir porque el chico se veía que ocultaba algo. Pero es simpática y con una dirección artística muy bien hecha.

    ResponderEliminar
  21. no la he visto,pero por lo que tu dices y los compañeros ,merece la pena verla..
    intentare hacerle un hueco en mi agenda de pelis..
    un saludo Scotty

    ResponderEliminar
  22. El Deme, sí que la película es ligth con relación al relato en que se basa.En el texto, rsonajes son bastante más "cabrones" y la propia chica es bastante más critica consigo misma que es la película con su personaje. Está basada en un relato autobiográfico.

    Nos leemos...

    ResponderEliminar
  23. Qué tal, Lázaro. No es una pérdida de tiempo ir a verla. Pero entiendo que se puede ver todo lo que proyectan los cines, no ya por el tiempo, sino tambien por el dinerillo...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. a mi también me sorprendió muy gratamente!!!

    ResponderEliminar
  25. Bargalloneta, yo creo que la película va a ganar espectadores con el boca a boca. Como se ha quedado sin Oscar...

    ResponderEliminar