29/12/09

Donde viven los monstruos

El rey destronado

Donde viven los monstruos no defrauda las expectativas y nos encontramos ante una inmejorable adaptación del clásico infantil escrito/dibujado en 1.963 por Maurice Sendak. Eran grandes las esperanzas puestas en Spike Jonze, director con el que todo el mundo estuvo de acuerdo en considerar que era quizás la mejor elección para llevar este relato a la pantalla. Con sólo dos películas en su filmografía (aunque ha realizado bastantes videoclips para grandes estrellas de la música) Jonze es uno de los directores más admirados y respetados y en algunos círculos cinéfilos podría decirse que, incluso, venerado. La propia industria del cine lo considera un punto y aparte en la profesión, un intocable. No cabe duda de que Spike Jonze es un autor con un personalísimo universo y con un inclasificable estilo que atrapa al espectador más inquieto, pese a que su cine no haya traspasado (ni tampoco lo pretenda) la barrera de los círculos cinéfilos ni haya conquistando grandes audiencias. Su debut en Cómo ser John Malkovich dio bastante que hablar poniendo a todos de acuerdo en que nacía un cineasta rompedor y talentoso del que se podían esperar grandes cosas.
Adaptation /El ladrón de orquídeas confirmó esas expectativas y lo afianzó ya como uno de los autores más creativos e iconoclastas. Jonze es un director desinteresado de los códigos y formas clásicas de narrar y se preocupa por encontrar nuevos caminos expresivos. El relato de Sendak, que estaba pidiendo a gritos ser llevado a la pantalla, era un material ideal para un director de sus características y con Donde viven los monstruos Spike Jonze consigue una película excepcional que además capta prodigiosamente el alma del relato de Sendak. Jonze, más que adaptar el cuento a su particular universo personal y estético, se acomoda al relato para ser él quien se pliegue a las particulares características del mismo. En muy contadas ocasiones podemos reconocer al autor de Cómo ser John Malkovich y esto lo digo como un halago y nunca como un reproche. Spike Jonze aparca su iconoclastia, adopta una mirada objetiva con las intenciones del relato de Sendak y filma Donde viven los monstruos como si estuviera leyendo/viendo el libro y lo hiciera en voz alta para un auditorio atento, en lo que no sólo se aplica a la simbología y a las claves de determinados significados del texto sino que ilustra el mismo con idéntica fidelidad a adecuarse escrupulosamente a si imaginería.
Jonze supedita su trabajo a la propia estética e iconografía de Sendak (atención a los dibujos del original literario) y el resultado es que vemos a sus personajes cobrado vida y moviéndose en la pantalla recreados de forma idéntica y moviéndose en el mismo universo imaginado en el relato gráfico. Sólo hay una ligera variación argumental: el pequeño Max llega al lugar donde viven los monstruos, no desde el enclaustramiento forzoso a que su madre lo somete en su habitación después de un castigo a sus travesuras, si no que se escapa de casa y es en el espacio exterior donde buscará cumplir sus fantasías… La “realidad” de las normas que rigen ese nuevo mundo imaginado a donde se adentra y las características e idiosincrasia de sus extraños habitantes lo va a convencer de que las cosas no son nada diferentes a éste o a aquél lado del espejo. Quizás sea mejor conformarse con lo que se tiene a éste lado… valorarlo y aceptarlo.
Donde viven los monstruos contaba para su filmación con un presupuesto de ochenta millones de dólares que tuvieron que ser ampliados a cien. Jonze se enfrentaba aquí a su primera película cara, pero el resultado final no lo aparenta. La sombra de cine indie planea sobre la película y habrá que pensar que es la estética que el director elige, la característica que más lo identifica en la película, aparte de algún otro detalle como por ejemplo las secuencias donde Max tiene que esconderse en el estómago de KW y casi acaba digerido entre sus jugos gástricos. El diseño de los monstruos es casi literal al de los grabados del libro, pero cuentan con el inconveniente de que, al no estar realizados recurriendo a técnica de animación digital (Jonze se atiene a las formas clásicas y los muñecos son actores dentro de un disfraz o artilugios mecanizados), el realismo visual que define la película se desmarca del perfeccionismo de las imágenes digitalizadas a que el cine ya nos tiene acostumbrados. Spike Jonce prefiere entroncar su propuesta con el diseño y la grafía que Sendak utiliza para el libro lo que, en mi opinión, es una muestra más del meticuloso respeto hacia el relato original con el que aborda la película, olvidándose de divismos y eludiendo ponerse en primer plano dejando todo protagonismo al relato. Que el estilo Jonze no lo veamos en primera instancia de la narración no quiere decir que no se proyecte detrás de esa primera lectura de las imágenes. El resultado global es muy estimulante y, a mi entender, es una muestra más de que para nada estamos ante un director estrella y que Jonze relega su propio estilo a favor del trabajo que aborda. Donde viven los monstruos es un prodigio de sencillez y de inteligencia narrativa, donde la sensibilidad y la reflexión son los verdaderos protagonistas. Quiero obviar hablar del argumento (casi todos, niños o no tan niños, lo conocemos, y los que no lo conocen, basta con que se asomen a una cualquiera de tantas críticas que lo detallan). Relego también hablar de los actores (algunos con personaje real y otros dando vida con su voz a los muñecos) que tienen un peso muy leve en la película. El verdadero y único protagonista es el chiquillo que interpreta a Max, un prodigio de naturalizad y de encanto, que está absolutamente conmovedor. Difícilmente se podría haber encontrado a otro niño más convincente
. Donde viven los monstruos es una película excepcional con apariencia de sencilla. Algún espectador se desconcertará al no encontrarse con aparatosos efectos especiales y creerá que el clasicismo, casi anacrónico, con que ha sido realizada la película y han sido recreados visualmente los personajes, es pobreza de medios y falta de imaginación. Hay que ser muy miope para no encontrar en la aparente sencillez de Donde viven los monstruos la impronta de un cineasta dotado de una sensibilidad fuera de lo común y de una inteligente concepción en la forma de abordar una historia que no le está pidiendo a él el protagonismo. No se lo concede a sí mismo y, paradójicamente, esa modestia lo pone en el primer plano de atención en esta inusual película que, me temo, no va a ser adecuadamente comprendida (tampoco esta vez) por el gran público. Ese que acude a las salas de cine cargado de palomitas y de niños en cuanto llegan las navidades buscando otro tipo de entretenimiento. Ojalá me equivoque.

Calificación: ****

23 comentarios:

  1. No la he visto. Así que no voy a comentarte nada. Bueno sí. Que el tema musical suena muy bonito.. Pero ¿es del verano? Estamos en Navidad, Scotty. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hermoso este film, uno de los mejores que vi en el año y eso que no lo esperaba con grandes ansias, casi casi lo dejo pasar.

    ResponderEliminar
  3. Magnífica sin duda...una de las películas del año.
    Gracias por la visita y nos leemos!!

    ResponderEliminar
  4. David, te recomiendo que veas la película, aunque nunca se sabe... No está gustando a todo el mundo.
    La banda sonora es una delicia tambien, y más el tema central. Tu comentario me ha dado la idea de ponerlos de fondo durante unos días. No será muy navideño pero... ¿acaso prefieres oír villancicos?, jajaj..

    ResponderEliminar
  5. Ay, Pabela, de nuevo coincidimos y disfrutamos con la misma película. Si es que somos de un sensible... ;)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Ángel, un placer verte por aquí. Gracias. Claro que nos leemos desde ahora.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. jajajaja. Me alegra saver que cada vez somos mas los que defendemos esta obra maestra, a capa y espada.
    Si, tiene algo que algunas personas no ven. Y los niños, no se que pensaran, mañana tengo pensado experimentarlo con uno de 4 años, tan salvaje como el Max del relato.

    Menudo susto cuando ha saltado la BSO de Karen O!!! jajajaja.Anda si tambien has colgado el wake up de los arcade fire!!!

    Salu2

    ResponderEliminar
  8. Hablando de temas, la cancion que tenias antes puesta, me recordava a esta otra;

    http://www.youtube.com/watch?v=E8QJnPrf53o

    Salu2

    ResponderEliminar
  9. Cuidado, Dude con cómo castigas a ese diablillo después de ver la película que puede tomar nota, jajaj..

    He visto ese enlace de Yu tube que me pones. Es de un elfo en un bosquecito ¿no?. No sé a qué canción de las que tenía puesta te recuerda... no logro localizarla en mi mente. De todos modos,como no la he borrado, puedes buscarla en el índice del Mixpod y me dices cual es...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. The he captado desde El blog de Angel y la verdad es que me encanta tu espacio. Y esta críticas me ha parecido terriblemente trabajada. Felicidades.

    Y sobre la cinta me ha encantado (como comento en la crítica de mi blog) y me llama la atención que a los que sabian quien era su director les soprenda que sea una marcianada, sobretodo a los amigos de la Warner. De todas formas me quedo mil veces antes con Adaptation que con Donde viven los monstruos.

    ResponderEliminar
  11. Pues mira que a mí me llamaba la atención, hasta que ví el tráiler. Ahora por lo que dices habrá que darle una oportunidad.

    ResponderEliminar
  12. Como de costumbre no la he visto. Un par de amigos me la han recomendado, y si el gran Scotty también lo hace, no hay duda. Hay que verla! Feliz salida y entrada de año. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Gracias, Pablo. Ya visité tu blog y es muy interesante. Nos seguiremos leyendo.

    En cuanto a que la Warner le ha sorprendido la película, en negativo. Pues pensar que Jonze iba a gacer un cruce entre Avatar UP, o algo parecido, es una temeridad sabiendo ya por sus anteriores películas que no va por ahí su estilo.

    Adaptation es otra cosa. Bueno, tambien es otra cosa Cómo ser... aunque tenga algún que otro punto de contacto con ésta. Tengao preparada Adaptation para revisarla un día de éstos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Machete, ya sabrás lo que te cas a encontrar... Nada de efectos visuales por ordenador ni dada de eso. Todo muy "cutre" ,jejej.. Aquí lo importaante son otras cosas. Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Hola, Luis!. Si luego no te gusta... la culpa se la echas a ese par de amigos, jajaj!. Lo de "gran Scotty" me ha llegado al alma. Tómate lo que quieras esta noche, que pagaré yo...

    Feliz Año Nuevo y que veamos muchas buenas películas a lo largo del mismo.

    ResponderEliminar
  16. Lo de los efectos especiales no es imprescindible, mientras tenga algo que valga la pena. A menudo olvidan una buena historia, dandole prioridad solo a lo visual.

    ResponderEliminar
  17. Estoy bastante de acuerdo con lo que dices Scotty, sobre todo ese acertado concepto que has introducido de “inteligencia narrativa” que yo lo definiría como la capacidad de adaptar la narración a cada una de las necesidades. Es tan distinto en el niño el mundo real, del imaginario (antagónicos), que cuesta creer lo bien narrados que están ambos siendo formalmente tan distintos. Destacaría como te muestra magníficamente esa realidad deprimente por un lado y esa libertad del mundo onírico por otro. Mundos opuestos, estilos opuestos, iguales resultados... Eso es tan difícil... Está claro que Jonze es un extraterrestre con capacidad de trasmisión. No te quepa duda. Si he de poner algún pero, es algo por otra parte inevitable. Esta película tiene dos planteamientos, porque hay dos mundos. Imprescindibles pues. Además hay que añadir que un mundo infantil rodeado de monstruos el conflicto no puede ser demasiado trascendental. Claro que esto hace que el desarrollo de la parte onírica se haga menos digerible.
    Yo en mi caso también me quedo por preferencias con “Adaptation” una película sobre la creación dentro de la creación tan imposible que resulta increíble. Y si me apuras también antes con “Como ser John Malkovich”. Pero no veo la necesidad de tener que elegir.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Hola, Intruso. Claro que son preferibles las dos anteriores película de Jonze: son películas en las que no tiene que supeditarse a nada y él es muy libre de crear sus mundos y sus reglas del juego. Yo creo que aquí, pese a que no renuncia a ser él mismo, se adapta (su capacidad de adaptation está demostrada, jajaj!)a una historia que no es suya sin dejar de ser el gran e inteligenmte narrador que es.

    Pero bueno, creo que eso ya lo hemos hablado...

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  19. Se la puse a mi sobrino de seis años y la vio conmigo boquiabierto. Es más, se la puse a mi sobrina de 10 meses y ni pestañeaba. Es un clásico infantil a reivindicar. En cuanto a la filmografía de Jonze, ésta es, junto a "Adaptation", mi favorita. A las anteriores me ha costado cogerles el puntillo. Recomiendo la banda sonora, es sensacional.

    ResponderEliminar
  20. Es una gran película, Cinéfago. Puede interesar a todos como lo demuestra la actitud de tu sobrina. Un cuento para todas las edades. Jonze, un maestro.

    ResponderEliminar
  21. A mí me encantó la peli, la vi hace relativamente poco y tenía muchas ganas. Valió la pena!
    Por cierto, he hecho una entrada en mi blog al respecto de la venta del DVD y he linkado este post; espero que te parezca bien :)
    Un saludo,

    ResponderEliminar
  22. A mí no me gustó nada de nada. Me la habían recomendado muchas personas y la encontré tonta, me di cuenta que o tengo poco espíritu infantil o necesito cosas más factibles. La verdad que me sorprendí de mí misma por lo poco que me gustó.

    ResponderEliminar
  23. Tax season has arrived, protect yourself against identity theft.

    ResponderEliminar