27/11/09

Natalie Wood

  • Dulce pájaro de juventud

Natalie Wood es para mí un mito muy particular, pues varias de sus películas están entre las que más me emocionan. Citaré a bote pronto: Centauros del desierto, Rebelde sin causa, Esplendor en la yerba, West Side Story… y aunque haya varias más, ya son bastantes para evidenciar la enorme importancia de su presencia en el cine. Increíblemente pasó a un semi olvido prematuramente, ya antes de su muerte.

Y no digamos en la actualidad, donde apenas se la recuerda. Una injusticia incomprensible. Natalie Wood comenzó muy jovencita. ¡Y tan jovencita! Tenía cuatro añitos cuando salía sin acreditar en una peli cuyo título se me escapa ahora.

Pero cuando empieza su carrera realmente es a los nueve, en una película de George Seaton, un mediocre artesano que será recordado por ser el primer firmante de la saga Aeropuerto, película que abrió la etapa más fructífera del género de catástrofes, con un interminable desfile de personajes interpretados por infinidad de estrellas más o menos en decadencia. La película en la que Natalie Wood realmente comienza su carrera es así De ilusión también se vive.
Realmente descubrí a Natalie en una de las tantas reposiciones en el cine de las oscarizada West Side Story, donde hacia una María/Julieta realmente conmovedora. Quise saber más de esta muchachita frágil y dulce con enormes ojos soñadores y procuré ver las más posibles de sus películas. En Centauros del desierto, otra de mis películas de cabecera, era una jovencita blanca que es raptada y educada por los indios y que cuando es rescatada por su tío (John Wayne), reniega de su raza y de su familia. Inmenso western e inmensa película, pero eso ya lo sabemos todos. Algunos años atrás había sido la compañera de James Dean en Rebelde sin causa, película que marcó a la juventud de los cincuenta y tras la cual florecieron los rebeldes -con o sin causa-, en el cine del mundo entero.

Cuando llevaba algunos años en que no destacaban de forma especial ni ella ni sus películas, Elia Kazan la empareja con un joven al que se quiere lanzar como el nuevo James Dean. Quién mejor que ella para darle la réplica. El joven es un hermanito de la entonces en la cresta de la ola Shirley McLaine, que se llama Warren Beatty, y la película, Esplendor en la yerba, o hierba, que de las dos formas se leía en los carteles españoles. La pareja fue una sensación y no sólo lanzó al estrellato al debutante, sino que afianzó sin discusión a la recuperada Natalie. En esta película robó el corazón a quien esto escribe y ya la amó para siempre.

A Natalie Wood todavía le quedaba interpretar su película más representativa y la de mayor repercusión, West Side Story, para muchos –para mi, también- el mejor musical de todos los tiempos. Como a tantos y tantas, el paso de los años le hacía perder las señas de identidad por la que era reconocida y admirada en tantas películas: juventud, belleza inmaculada, rebeldía candorosa, dulzura… y no pudo pasar con nota el cambio a la madurez.

Con 43 años, semiolvidada y con problemas de depresión, cuando parecía que un nuevo proyecto la lanzaría de nuevo a la actualidad, murió accidentalmente mientras se bañaba en alta mar en el transcurso de un paseo en yate. Lo de que fue accidente todavía hoy es cuestionado, pero no hay pruebas de que pudiera haber sido otra cosa. Ah, la película se acabó sin que terminara de interpretar su personaje. El titulo: Proyecto Brainstorm.

Se casó dos veces con Robert Warner, al que conoció en el rodaje de Los jóvenes caníbales, de Michael Anderson. Natalie Wood, pese a que la industria parezca no darle ahora la importancia que tuvo en la década de los cincuenta y sesenta, no está injustamente olvidada por el público. Yo mismo como público doy fe de que tiene un rinconcito en mi corazón de cinéfilo.

7 comentarios:

  1. la verdad es que era una mujer bella, con dos ojos muy bonitos. En fin, descanse en paz.

    ResponderEliminar
  2. Centauros del desierto!! Rebelde sin causa!! West Side Story!! Películones!!!!!
    Por cierto, Scotty, el mejor musical de la historia es "the Rocky horror picture show", hombre

    ResponderEliminar
  3. Hola, Luis!. Ya veo otra vez que te gustan las buenas películas. ¿El mejor musical "The Rocky Horror..."?. Ay!, yo prefiero el clasicismo en este tipo de cine. Un cine que ahora no se hace. Bueno... parece que Rob Marshall puede recuperarlo adaptado a los nuevos tiempos por lo que le vimos en Chicago y por las pintas que tiene el tráiler que estoy viendo en los cines de acá de "Nine".

    The Rocky la vi hace ya algún tiempo y era un sano cachondeo total, una extravagancia y una rareza efectivamente estimulante... pero yo no la elegiría el mejor musical ni en sueños.

    Qué bien poder discrepar!!, jejej..

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  4. Hola, gracias por esta gran entrada sobre esa inolvidable Natalie Wood. Yo le acababa de dedicar una entrada, por si te interesa mi blog:
    http://elblogdehollis.blogspot.com/
    Un saludo y seguiré tu blog

    ResponderEliminar
  5. Hola, Hollis. Ya he visitado tu blog y claro que me gusta. Me he hecho seguidor. Te espero igual por aquí, como dices. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  6. Gran post sobre mi actriz favorita, mi preferida es Amores con un extraño!

    ResponderEliminar
  7. Order a Sparkling White Smiles Custom Teeth Whitening System online and SAVE BIG!
    * Up to 10 shades whiter in days!
    * Results Are Guaranteed.
    * As good as your dentist.
    * Same as dentists use.

    ResponderEliminar